Calefacción

Qué calefacción te viene mejor

El invierno ya está aquí y toca encender la calefacción… eléctrica, de leña, biomasa… ¿cuál es la mejor?

En este artículo te explicamos las ventajas e inconvenientes de cada tipo para que elijas la mejor para tu estilo de vida porque podríamos decir que no hay una calefacción mejor o peor, pero sí hay una calefacción más adecuada dependiendo del clima donde vivimos, cuántos metros cuadrados pretendemos calentar, en qué habitación la vamos a instalar, si hay niños o mayores alrededor, qué frecuencia de uso tendrá, qué instalación previa o posterior precisan, cuál es el mantenimiento habitual…

LAS CALDERAS DE CONDENSACIÓN

En primer lugar, nos detenemos en las calderas de condensación. Una caldera de condensación es un artefacto que produce agua caliente a baja temperatura 40-60°C, con un alto rendimiento y por lo tanto emisiones más reducidas de CO2.

El rendimiento es un coeficiente calculado como el cociente de la energía producida (en un ciclo de funcionamiento) y la energía suministrada a la máquina (para que logre completar el ciclo termodinámico).

El rendimiento aparente de estas calderas resulta ser superior al 100% (medido en las condiciones tradicionales, sobre el poder calorífico inferior), frente al 70-90% de las convencionales, y por lo tanto es una de las mejores alternativas actuales en el mercado.

Sin embargo su instalación sólo es posible si tu vivienda cuenta con suministro de gas canalizado y esta condición sólo la cumplen el 28% de los hogares españoles por lo que muchos hogares deben recurrir a otra opción.

Mecanismo funcionamiento caldera de condensación

Mecanismo funcionamiento caldera de condensación

Otras alternativas, según la energía que las alimenta, son:

– La calefacción eléctrica

– La calefacción por biomasa: Leña, pellet o bioetanol.

CALEFACCIÓN ELÉCTRICA

La electricidad es una energía limpia y segura pero es costosa. Por eso es más recomendable para viviendas de menos de 100 m2, en climas templados y espacios pequeños que necesiten ser calentados en poco tiempo.

Si vivimos en una zona fría, lo más recomendable es instalar un sistema de acumuladores eléctricos para la calefacción (con tarifa de discriminación horaria) que funcionan por la noche cuando la tarifa es más barata y acumulan el calor para el día.

Para viviendas grandes puede convenir instalar una caldera mixta de gas propano, en botella (en climas templados) o una bomba de calor eléctrica (en climas más fríos).

En cuanto a los emisores térmicos son una opción muy cómoda y segura de instalar, aunque conviene tener en cuenta algunos consejos para que no se nos dispare la factura de la luz. Uno de los aspectos más importantes es el aislamiento de la habitación donde lo vamos a instalar, ya que cuantas menos fugas de calor haya, menos potencia necesitaremos para caldear la estancia. También es importante saber el tiempo qué vamos a usarlo ya que dependiendo de esto optaremos por un emisor sin fluido o con fluido.

Los emisores sin fluido calientan rápidamente y son ideales para viviendas de fin de semana o habitaciones de uso esporádico que necesitan caldearse en un tiempo breve (por ejemplo, el baño o la cocina). Los emisores con fluido tardan más en caldear una habitación pero mantienen el calor por más tiempo por lo que son más recomendados para viviendas o estancias de uso habitual.

Otra forma de ahorrar con emisores es hacer buen uso del regulador y el cronotermostato que suelen incorporar e ir regulando y programando la temperatura que necesitamos en cada momento del día.

CALEFACCIÓN POR BIOMASA

  • Biomasa: La biomasa es la utilización de la materia orgánica como fuente energética.

Combustibles de biomasa son: la leña, los pellets (o pelets), las anillas, las briquetas, los residuos agroindustriales y el bioetanol.

Nos centraremos a continuación en explicar la calefacción por leña, por pellets y por bioetanol (combustible de las biochimeneas).

Dentro de la calefacción por leña, encontramos las estufas de leña, los hogares de fundición (fabricados a partir de hierro fundido), también llamados “salamandras”, las chimeneas y las chimeneas cerradas, también conocidas como Inserts.

Las estufas de leña tienen un consumo económico y un alto rendimiento térmico. Las más recomendables son las que tienen doble cámara o doble combustión porque reducen considerablemente las emisiones de CO2.  En las estufas de doble cámara, primero se quema la leña y luego, gracias a su entrada secundaria de aire, se queman los gases nocivos.

Este tipo de estufa es recomendable para espacios amplios que se aireen frecuentemente. Y considerando que el aire caliente sube, en casa de varias plantas, estarían mejor ubicadas en la primera planta para que calienten la segunda y mejor en el tiro de una escalera ya que facilitaría la circulación  y el ascenso del calor.

Los modelos de doble cámara calientan hasta 6 ó 7 veces más que los modelos abiertos, calientan varias horas con una sola carga y contaminan de 14 a 20 veces menos.

Las salamandras son  muy recomendables para espacios reducidos.

Los inserts tienen un gran poder calorífico porque tienen dispositivos de circulación interna de aire que mejora su rendimiento (toman el aire frío del ambiente y lo devuelven caliente con un ventilador).

Con este tipo de calefacción hay que tener una serie de precauciones que pasamos a detallarte:

  • No sobrecargar de leña la cámara de combustión.
  • No cerrar la entrada de aire
  • No dejar la puerta abierta largo rato
  • Limpiar el conducto de evacuación de gases y la segunda cámara de combustión al final de cada temporada y repasarlo al inic io de la siguiente.
  • Remover las cenizas cuando llegan a 2 cm. del borde inferior de la puerta, dejando siempre una capa protectora de 1 cm.
  • Para recoger las cenizar usa un aspirador o un cubo metálico (nunca plástico o cartón).
  • Las cenizas de leña son una base para el fuego pero no las de carbón por lo que hay que limpiarlas una vez a la semana.
  • Hazte de unas guantes y de los utensilios adecuados para manipular la leña y las cenizas. Y cuando vayas a limpiar los utensilios hazlo lejos del fuego ya que muchos de los productos de limpieza tienen sustancias inflamables.
  • Hay que tener mucho ojo cuando hay niños porque si tocan el vidrio se podrían quemar.
  • En el caso de las chimeneas y las inserts (chimeneas cerradas), deben instalarse contra muros combustibles (ladrillo u hormigón) y piso no inflamable (ni alfombras, ni pisos plásticos).Y para mejorar su rendimiento, conviene rodearlos de ladrillos refrectarios de sílices que irradian calor.
  • A la hora de encender la estufa por primera vez es normal que huela un poco a pintura y resina y sólo tienes que preocuparte por ventilar bien la habitación en este primer encendido.
  • También es muy importante manejar bien el tiraje que es el que regula la entrada de oxígeno. Hay que mantenerlo abierto para estimular el encendido y cerrarlo cuando el fuego ya esté estable y vigoroso.
  • No uses tu estufa como un incinerador de desperdicios.

Para el suministro de leña, también es útil saber lo siguiente:

  • Conviene mejor comprarla al volumen que al peso ya que la madera mojada pesa más y podrías estar pagando agua.
  • La leña de eucalipto y de frutales en palos secos de 35 cm. es la mejor opción.
  • Para saber si la madera está seca o húmeda coge una astilla. Si se rompe está seca. Si se flexiona está húmeda.
  • Debes desechar los palos con perforación o serrín porque pueden portar termitas.

¿Ya tienes la estufa y la leña? Vamos a encenderla. Para ello, sigue el procedimiento “scout”: usa una bola de periódico  (no se recomienda que sea de revista) y rodéala con una pira de leña. Después acerca una cerilla encendida a la base del leño principal y prende la bola de papel.

Para terminar con las estufas de leña, señalamos uno de los posibles inconvenientes de estas estufas y es la necesidad de espacio para almacenar la leña. Este inconveniente puede ser salvado gracias a que hoy en día se comercializan soluciones muy ingeniosas para almacenaje que caben en cualquier garaje.

Pasamos ya a las estufas de pellets. Los pellets son biocombustibles estandarizados producidos a nivel industrial y son el resultado de la compactación de serrines y virutas procedentes de las serrerías y otras industrias.

Estufa de pellets mod. Nybo de SOMMETFIRE

Estufa de pellets mod. Nybo de SOMMETFIRE

Las ventajas de las estufas de pellets son:

  • Usan una energía renovable
  • Tienen un alto rendimiento calorífico
  • Apenas generan emisiones de CO2
  • Los pellets son más almacenables que la leña
  • La limpieza es sencilla y apenas tienen mantenimiento
  • No hay riesgos de explosión
  • No emiten olores (aunque algunos usuarios detectan un cierto olor a leña quemada lo cual les resulta reconfortante)

Uno de los inconvenientes de las estufas de pellets es la inversión inicial que suponen pero se amortizan fácilmente en un año con el ahorro en combustible que suponen.

Aquí tienes un comparativo para que puedas hacer tus propias cuentas:

1 kg. Pellets cuesta aprox. 0,30 € y aportan el mismo poder calorífico que 5 Kw que cuestan 0,90 €.

24 kg. De pellets costarían 7,20 € y aportarían el mismo calor que una bombona de gas butano que cuesta 17,25 €.

2 Kg. de pellets cuesta 0,60 € y tienen la misma potencia calorífica que un 1 l. de gasoil que son 1,25 €.

Otro de sus mayores valores es la seguridad en su uso y su facilidad de mantenimiento. Incorporan una serie de sondas en ciertos puntos clave de la estufa para detectar que el funcionamiento es correcto y sólo es necesario cargarlo uno o dos veces a la semana, según la frecuencia de su uso.  Todo esto no excluye que tengamos que tener algunas precuaciones como dejar un espacio libre alrededor de la estufa de 40 cm. y tener cuidado con el vidrio que se caldea con el calor. Tampoco conviene colocarlo sobre madera o alfombra, ni acercarle productos inflamables cuando está encendida. Se recomienda el uso de un aspirador para recoger las cenizas lo cual debe hacerse al menos una vez a la semana.

En cuanto a la instalación necesitan una salida de humos y una conexión eléctrica permanente de la que tira sobre todo para el encendido, que es automático.

Sin duda el pellet tiene muchas ventajas. Entre los inconvenientes, algunos usuarios señalan el pequeño ruido que hace el mecanismo cuando deja caer pellets cada segundo, y si vives en un espacio silencioso, oirás el resorte del mecanismo cada vez aunque muchos aseguran que llegan acostumbrarse fácilmente y no interfiere su vida diaria.

Otra preocupación para los usarios actuales y potenciales de este biocombustible es si se convertirá en otra energía con subidas constantes como la electricidad o el gas. Es verdad que desde 2012 hasta hoy el pellet ha subido ligeramente pero en ningún caso como otros tipos de energías y además esta subida se ha instalado más en la Big Bag (por toneladas) y no en el saco doméstico. No obstante, sigue imbatible en cuanto al precio con respecto a otras alternativas.

Para terminar con los pellets te indicamos un truco para determinar la calidad del pellet: empuña una pequeña cantidad, agítalos y comprueba si mantienen su forma cilíndrica y la proporción de finos que desprenden. Si se han deformado y hay muchos finos, no tienen la calidad adecuada. Otra forma de ver su calidad es su flotabilidad.  Si se hunden al sumergirse en agua, tienen la densidad  idónea.

También se ha avanzado en la normalización de los pellets y ya existe la calidad certificada EN A-1.

Otra novedad que nos trae este 2015 son las estufas policombustibles que pueden ser alimentadas indistintamente con leña o pellets, a gusto del usuario. Si quieres saber más sobre estas estufas de leña y pellets, no dudes en visitar nuestra tienda online de estufas. 

Pasamos ahora a la última revolución en cuanto a calefacción; las biochimeneas. Revolución por varias razones:

  1. Al ser supereficientes, no necesitan salidas de humos, ni ningún tipo de obra.
  2. Se alimentan de bioetanol, alcohol desnaturalizado que se usa como combustible que se produce a partir de plantas como la caña de azúcar, el maíz, la patata o el trigo
  3. No contaminan, no emiten humos, ni cenizas y por tanto no necesitan mantenimiento.
  4. Generan llama por lo que mantienen el encanto de una estufa de leña.

De hecho las biochimeneas, por todas estas características, además de ser una excelente alternativa para calentarse también se han convertido en un original elemento decorativo.

biochimenea

Instalar una biochimenea es tán fácil como colocar un mueble. Si son de pared, se cuelgan como un cuadro y si son portátiles se colocan en la parte de la casa que más nos convenga.

En cuanto a la duración de la combustión, depende de la capacidad del depósito del quemador y de la regulación de la llama. Por regla general, se puede decir que con un depósito de 1.5 l. y con una intensidad de llama mediana podríamos alcanzar una duración de combustión entre 4 y 5 horas.

Para la regulación de la llama, las biochimeneas disponen de un regulador manual (en los modelos más avanzados, esta regulación puede ser incluso automática). Podríamos decir que en estas chimeneas el único riesgo está en la llama, por esto en la mayoría de ellas la llama está protegida con vidrio y también hay que tener precaución con el bioetanol como con cualquier material inflamable. No hay ningún otro peligro ya que no saltan chispas ni pueden rodar troncos encendidos.

Por sus características es ideal para casas de madera por varias razones técnicas. Entre las más importantes: desprenden vapor de agua y contribuyen al equilibrio de la madera y al expandirse más el foco calorífico no crea tensión en la madera entre su superficie externa e interna.

También es ideal para los que viven de alquiler y quieren disfrutar de chimenea ya que pueden llevarse fácilmente la biochimenea cuando se muden.

En cuanto al precio del combustible, actualmente podemos encontrar en el mercado a 4 ó 5 € el litro de bioetanol.

Esperamos que te haya resultado útil este artículo para conocer los distintos tipos de calefacción y seleccionar el mejor sistema para ti. Si quieres hacernos llegar tus comentarios, siempre son bienvenidos.

Anuncios

Tu comentario es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s